Recomendamos

¿Conoces el taller sin gluten?

Haz clic en la imagen de abajo y entérate de todo.
El taller sin gluten

No te pierdas nada.

¿Quieres estar al tanto de todo lo que pase en Singlutensimo? Puedes suscribirte abajo del todo, al final de esta página, y te avisaré cada vez que escriba :)

También puedes seguirme en las redes sociales:

Singlutenismo en Twitter Singlutenismo en Facebook Singlutenismo en Pinterest Singlutenismo en Instagram

 Trabajemos juntos.

¿Quieres aparecer aquí u organizar conmigo un sorteo? Escríbeme: singlutenismo@gmail.com

Derechos.

Registrado en Safe Creative

Ensalada de bonito del norte y melocotón

Dicen que aún no ha terminado el verano. En Asturias no tengo muy claro que hayamos tenido nada de verano, que digamos. En mi casa no hemos dejado de tomar sopas calentitas todas las noches y durante todos estos meses he dormido con manta. Para colmo, con todo el lío de buscar piso y mudarse, julio y agosto se me han pasado volando. Por suerte podemos recordar “artificialmente” que es verano a través de las comidas: ensaladas, helados, gazpachos… Al menos para que parezca que algo de calorcito pasamos. Esta ensalada de bonito con melocotón es lo que se llama en mi casa una “ensalada chuli”, que es como llamamos a todas aquellas que van más allá de lechuga y tomate. La receta original es, si no me equivoco, de mi mami, y sirve tanto para un picoteo como para un entrante, un acompañamiento o incluso un plato único para esos días de calores horribles en los que no hay manera de comer nada.

Hoy os traigo la vídeorreceta, y es que voy a intentar ir haciendo poco a poco más de estas. Eso sí, tenedme un poco de paciencia, que todavía estoy aprendiendo :) Por lo pronto, en el vídeo de hoy tenéis que subir mucho el volumen, que no me di cuenta de lo bajito que estaba… Gracias por vuestra comprensión!!! Espero que os guste! :) Y recordad suscribiros a mi canal de Youtube para no perderos los próximos vídeos! :) Sigue leyendo

Tarta mousse de mango sin gluten

Cada año, para el cumple de mi mami, me encargo yo de hacerle la tarta. Yo misma voy subiéndome el listón, y cada año es más difícil innovar y hacer algo que supere al año anterior. El año pasado le hice la que en mi casa se conoce como “torta de chocolinas” (que aún tengo pendiente de publicar) y el anterior comimos la deliciosa y preciosa tarta de capuchino. Este año me apetecía hacer algo más ligero y diferente a las habituales tartas de capas que se hacen en mi casa (exceptuando la tarta de queso, claro). Así que me decidí por una tarta mousse de mango.tarta-mousse-mango-sin-gluten-singlutenismo

En el mercado encontramos numerosos aromas en pasta, lo cual nos permite variar los sabores de las cremas y postres que hacemos. Esta misma tarta se puede hacer de frambuesa, limón, lima, naranja, fresa, chicle… Sólo tenemos que tener en cuenta que cada aroma está más o menos concentrado, así que puede que necesitemos variar la cantidad de aroma en pasta de la receta. En esta ocasión, yo he usado aroma en pasta de mango de Home Chef, que la tengo de cuando aún etiquetaban “sin gluten” sus productos aptos. A día de hoy han cambiado el etiquetado y, si bien se comprometen a etiquetar la presencia de alérgenos, yo no he visto este compromiso por escrito en ningún lado, así que cuando se me terminen los botes que tienen, cambiaré de marca. Es una auténtica pena, la verdad, ya que creo que son unas pastas de una gran calidad. Otras marcas, como Chef Delice, sí que mantienen una correcta política de etiquetado y, además, son sin un montón de alérgenos. Podéis encontrarlos en tiendas especializadas. Os recomiendo que uséis siempre los aromas en pasta, ya que los aromas líquidos suelen ser artificiales y esto se nota en el sabor final.

En cuanto a la base de la tarta, yo hice un bizcochuelo con 3 huevos en el mismo molde de la tarta final y tuve que cortarlo a la mitad porque quedaba muy alto. Si repitiera, haría una de estas dos opciones:

  • En el molde de 20 cm. de diámetro, haría un bizcochuelo de 2 huevos.
  • En una bandeja de horno, haría una plancha de 3 huevos y después cortaría el aro necesario para el molde de 20 cm.

¡Vamos con la receta, que es exquisita! Sigue leyendo

Trigo sarraceno con calabacín y zanahoria

Si el otro día os presentaba una receta con mijo, hoy os traigo una receta de trigo sarraceno con verduras muy rico. Hay que tener en cuenta que el sarraceno tiene un sabor fuerte muy peculiar. Os animo a que le deis una oportunidad, ya que es un pseudocereal con grandes propiedades nutricionales y es muy fácil acostumbrarse a él, pero, como a todo, hay que aprender. Además, por si alguien se me ha despistado, el trigo sarraceno no tiene gluten porque no es trigo, sino alforfón.mijo-trigo-sarraceno-sin-gluten-singlutenismo

Hace bastante que usamos el trigo sarraceno en nuestros panes, en forma de harina, por todas sus propiedades tanto nutricionales como organolépticas. Ya sabéis que la dieta sin gluten está demasiado basada en el maíz y en el arroz y en sus formas almidonadas, así que todo lo que podamos aportar de nuevo, diferente, integral y nutritivo es una gran opción.

Vamos a ver la receta, ya veréis que es muy sencilla y que admite un montón de variantes. Y ya me contáis cuando lo probéis qué os ha parecido. Sigue leyendo

Mijo con berenjena y pollo

Si hay algo que me ha traído la vida sin gluten, además de muy buena gente, es la variedad. En mi vida presinglutenista el mijo era comida de unos pajaritos que tuvo mi hermano en Argentina. Al llegar al singlutenismo se abrió ante mí un enorme abanico de opciones, a cual más deliciosa y saludable. Y estoy segura de que estaréis de acuerdo conmigo en que una dieta saludable es siempre una dieta variada. Para enriquecer vuestra dieta os traigo hoy una deliciosa receta de mijo con berenjena y pollo que no os dejará indiferentes.mijo-trigo-sarraceno-sin-gluten-singlutenismo

Tengo desde hace tiempo la harina de mijo para el laboratorio panarra, pero aún no había probado el mijo en cereal y he de decir que me ha encantado. Tras salir del arroz para ir a parar a la quinoa, el siguiente paso eran el mijo y el trigo sarraceno. Hoy os presento una buenísima receta con el primero y, muy pronto, os traeré algo con trigo sarraceno (¡exquisito también!). Sigue leyendo

Palitos, picos, grisines, colines… sin gluten

palitos_picos_colines_grisines_sin_gluten2La verdad es que no hace mucho que en mi casa se introdujo la costumbre de comer palitos de pan sin gluten. Generalmente nunca hacíamos la receta en sí, sino que de sobras de otras masas terminábamos haciéndolos. Cada uno en su casa los llama de una forma diferente, aunque sí es verdad que los picos de pan son generalmente más cortos (de unos 4-5 cm. de largo) y los grisines son mucho más delgados y alargados (de hasta 20 cm. de largo). Esta receta vale tanto para unas cosas como para otras. La clave está en la forma que le demos y, por supuesto, en el horneado.

A mí me gusta que al morderlos recién hechos aún tengan el corazón un poco blando, pero sí que es verdad que en ese caso, se van humedeciendo con el paso de los días. Si os gustan crujientes, lo ideal es que los sequéis en el horno un poco más: con la temperatura más baja o, directamente, con el calor residual del horno apagado.

Con esta receta he estrenado mi Kenwood KMX51, y es que ¡es un lujazo pesarlo todo en el bol, ponerlo en la amasadora y despreocuparse! Después sólo hay que dividir la masa en tres para añadirles semillas y hierbas, meterlas en unas mangas pasteleras, e introducirlo en el molde. Si no tenéis el molde, no os preocupéis: se quedarán un poco menos perfectos, pero con la manga pastelera se les puede dar forma bastante bien.

Con esta receta salen 100 palitos de 10 cm. de largo. Os parecerán muchos así a priori, pero os aseguro que es empezar a comer y no parar. Sigue leyendo