Palitos, picos, grisines, colines… sin gluten

palitos_picos_colines_grisines_sin_gluten2La verdad es que no hace mucho que en mi casa se introdujo la costumbre de comer palitos de pan sin gluten. Generalmente nunca hacíamos la receta en sí, sino que de sobras de otras masas terminábamos haciéndolos. Cada uno en su casa los llama de una forma diferente, aunque sí es verdad que los picos de pan son generalmente más cortos (de unos 4-5 cm. de largo) y los grisines son mucho más delgados y alargados (de hasta 20 cm. de largo). Esta receta vale tanto para unas cosas como para otras. La clave está en la forma que le demos y, por supuesto, en el horneado.

A mí me gusta que al morderlos recién hechos aún tengan el corazón un poco blando, pero sí que es verdad que en ese caso, se van humedeciendo con el paso de los días. Si os gustan crujientes, lo ideal es que los sequéis en el horno un poco más: con la temperatura más baja o, directamente, con el calor residual del horno apagado.

Con esta receta he estrenado mi Kenwood KMX51, y es que ¡es un lujazo pesarlo todo en el bol, ponerlo en la amasadora y despreocuparse! Después sólo hay que dividir la masa en tres para añadirles semillas y hierbas, meterlas en unas mangas pasteleras, e introducirlo en el molde. Si no tenéis el molde, no os preocupéis: se quedarán un poco menos perfectos, pero con la manga pastelera se les puede dar forma bastante bien.

Con esta receta salen 100 palitos de 10 cm. de largo. Os parecerán muchos así a priori, pero os aseguro que es empezar a comer y no parar. Sigue leyendo

Anuncios

Tapper’s Lifestyle: platos preparados sin gluten

Hace unos días os contaba en las redes sociales que iba a probar un nuevo producto: Tapper’s Lifestyle. Se trata de una línea de platos preparados sin gluten. Puesto así, no suena a mucho, ¿verdad? ¿Pero qué os parece si os digo que van mucho más allá de los platos precocinados convencionales? Para empezar, están preparados, no precocinados, de forma que sólo tenemos que calentarlos, como cualquier fiambrera que preparáramos en casa. Además, están hechos de forma casera sin usar ningún tipo de conservantes artificiales. Y, como os decía, 27 de sus 29 platos están no sólo libres de gluten, sino que además tienen el certificado de calidad controlado por FACE. Es decir: contienen menos de 10ppm. Para rematar, los platos están preparados con aceite de oliva virgen extra, que ya sabéis que es el aceite más sano que hay.tappers_sin_gluten6

Como os decía entonces, yo he probado el menú oficina que proponen en su página web y quería contaros hoy mi experiencia. Os lo adelanto: ha sido muy pero que muy buena. Antes de entrar en materia, os contaré un poco en qué consisten estos platos, para que podáis conocerlos a fondo, que ya sabéis que yo no os oculto nada.

¡Ah! Y sólo una cosa más: durante el mes de mayo tienen gastos de envío gratis y, además, a partir de 30€ de compra te hacen un 10% de descuento. Creo que es una oportunidad genial para probarlos. ¡Ya me contaréis qué os parecen! Sigue leyendo

Quinoa con verduras y salsa tamari

Seguramente ya habrán oído todos hablar de la quinoa y sus maravillosas propiedades. Es un pseudocereal rico en vitaminas C y E, vitaminas del complejo B, minerales, tiamina, rivoflamina, hierro, proteínas, magnesio… sigo? Se cultiva en su mayor parte en Perú y Bolivia y desde allí se distribuye a nivel mundial. No es de extrañar el precio que tiene, dado lo popular que se ha convertido este pseudocereal no sólo en las dietas sin gluten, sino en todos los ámbitos. Mis sentimientos respecto a la globalización de la quinoa son muy encontrados, pero no es el momento de hablar de ello.

Ya hace tiempo que la probé por primera vez, incluso la he usado en recetas, y me declaro una auténtica fan.Quinoa3

Voy a aprovechar para recopilar aquí una serie de los mejores recursos que tenemos por Internet sobre la quinoa, que creo que es muy importante.

Vamos, que tenemos surtido de quinoa para largo. Creo que vale la pena explorar todas sus posibilidades porque, sin duda, son muchísimas.

Yo, en esta ocasión, voy a aportar un plato que puede servir como principal o como acompañamiento y que, sin duda, está exquisito. Además, preparé la quinoa con la Rice & Grain Cooker de Lékué y quedó absolutamente perfecta. Se hace en el microondas en tan solo 11 minutos (para 2 personas) y en 3 minutos más de reposo está lista! De hecho, nada más terminar el tiempo de microondas pensé que le sobraría un poco de agua, pero con el reposo termina de absorber todo el agua y se queda suelta y en su punto… Una maravilla!!!

Por cierto! Aprovecho para recordar a todo el mundo que estamos de sorteo, y el premio incluye la Salad Shaker de Lékué! Hay más información haciendo clic en la imagen de abajo.

Sorteo Singlutenismo

Sigue leyendo

Masa de pizza

Pizza3La verdad, no sé por qué no he subido esta receta antes al blog. Sé que mucha gente dirá que es mucho trabajo, sobre todo cuando ahora tenemos unas bases de pizza congeladas en el mercado que son bastante decentes. Y sí, la verdad es que esas bases nos sacan de más de un apuro. Pero en mi casa siempre se ha hecho pizza casera. Y cuando digo siempre, es siempre. Una vez a la semana cenábamos pizza, y creo que puedo contar con los dedos de una mano la cantidad de veces que encargamos una pizza a domicilio (si es que lo hicimos alguna vez…). La receta de mi abuela es la receta de la mejor pizza del mundo. Y no lo digo sólo yo. Cuando éramos chicos, mis hermanos y yo siempre celebrábamos nuestros cumples en casa, y mi querida Yolita preparaba todo el menú, que incluía pizza casera y unas espectaculares tartas. A día de hoy, cuando mis amigos de la infancia me felicitan el cumple, todos recuerdan las ricas pizzas y las preciosas tartas de mi abuela. Lo que más gracia me ha hecho siempre de esta receta es que la mano del amasador influye. Aquella pizza no salía igual si la hacía la Yolita, si la hacía mi hermano Fede o si la hacía yo. Todas estaban muy ricas, pero se distínguía la “pizza Yoli” de la “pizza Fede”.

Aquellas pizzas eran con gluten. Cuando me diagnosticaron celiaquía, a base de investigar, di con esta receta que, para mí, es igual a la receta familiar que yo recuerdo. Y me da la sensación de que también recibe influencia manil, porque a la Yoli no le sale igual que a mí. Pero, repito, están deliciosas ambas. Lo mejor es que se obtiene una masa lisa y manejable, cosa bastante poco común en nuestro mundo. Y el resultado es una pizza crujiente y esponjosa espectacular.

Hoy voy a presentar solamente la masa, y en unos días propondré varias posibilidades de cosas que ponerle encima.

Por cierto, he dicho que es una masa manejable. Hay que tener cuidado con esto: tendremos que ir añadiendo el líquido poco a poco hasta que se nos quede una masa manejable y blandita. Al final añadiremos el aceite y puede que pida un poquitito más de harina. Lo importante cuando añadamos harina es que no la añadamos a la masa, sino a nuestras manos. Así, nos enharinaremos un poco las manos y seguiremos amasando. Vamos a ver en detalle la receta. Sigue leyendo

Ensalada de pasta

Como algunos sabrán, yo estudié en la Universidad Politécnica de Valencia. Ahí hay una cafetería (si es que se puede llamar así) que se llama la Tarongeria. En ella se pueden encontrar unas 8 ensaladas, varias tartas, empanadillas, algo de bollería y, por supuesto, zumos de naranja. Por más variedades de ensaladas que tuviera, yo siempre me pedía la misma: ensalada de pasta. Y si estaba muy golosa, pagaba 0,35€ más y le añadía pavo. Fue entonces cuando me acostumbré a comer la ensalada como plato único y en un bol. En Asturias nunca lo había hecho, no sé si debido al frío o a que en casa le hacíamos ascos a cualquier cosa que fuera verde (menos a la tarta de espinaca, claro). Tanto me aficioné a la ensalada, que al final cuando comía en casa, me la preparaba muchas veces. Y ni qué decir tiene que cuando me diagnosticaron celiaquía no hubo otra opción que hacérsela en casa.

Con esta receta, inauguro oficialmente la temporada de ensaladas como plato único, que vienen genial con tanto calor (aunque no se puede decir precisamente eso del día asturiano que hace hoy por aquí…). Además, aproveché para estrenar mi nueva Salad Shaker de Lékué, que he de decir que es una maravilla. Con ella he recordado mis épocas de llevarme un tupper grande al trabajo, llenarlo con la ensalada y agitarlo para asombro de todos mis compañeros. La verdad es que en mi pobre tuppercito quedaba todo super aplastado, y eso que era ensalada para una persona. Esta ensaladera queda mucho más amplia y, además, bonita para llevarla directamente a la mesa. Su uso es muy sencillo: meter todos los ingredientes en el bol (incluido el aliño), taparlo y agitarlo para mezclarlo todo uniformemente. Además, su tapa viene con un práctico medidor con el que podemos controlar las proporciones de los ingredientes que le añadimos a nuestra ensalada.Ensalada de pasta Lékué5

Por cierto, en la foto se puede ver también el Rice&Grain Cooker que probaré muy prontito, así que estén atentos.

Pero veamos por ahora la ensaladera puesta en práctica, que es mucho más divertido. Sigue leyendo