Tarta de calabaza, zanahoria, coco y canela sin gluten y 10 trucos infalibles para la tarta perfecta

Cada año pienso en una tarta sin gluten de cumpleaños diferente. La verdad es que el listón va quedando cada vez más alto, ya que la blogosfera está llena de recetas de tartas impresionantes. Las adaptaciones para conseguir una receta sin gluten son muy sencillas en el caso de las tartas, así que no tengáis miedo cuando veáis tartas con gluten por ahí! :) La receta de hoy la encontré en Dixie Crystals, aunque le hice importantes adaptaciones y, además, estoy segura de que la foto no se corresponde con la tarta, ya que la crema original queda blanca y con canela eso es imposible! Esta tarta es una “semi naked layer cake“. Es decir: una tarta de capas mediodesnuda, que se le ven un poco los tobillos, como dice mi amiga Gara. Son unas tartas que dan la sensación de “sin terminar”, pero cuyo acabado rústico a mí me parece precioso. Además, viene genial para no poner tanta crema y que, de esta manera, quede más ligera.tarta-de-calabaza-zanahoria-canela-sin-gluten-singlutenismo-5

La mezcla de calabaza, zanahoria y canela llamó poderosamente mi atención. El coco me echaba un poco para atrás, pero me decidí y se lo eché, y la verdad es que fue un acierto! Apenas se nota, pero le da un toque exquisito. Además, no sólo adapté la receta al mundo sin gluten: cambié algún que otro ingrediente y, sobre todo, la hice menos dulce hasta que quedara en el punto perfecto para mí. Si no sois muy de dulce, podéis quitarle unos 20 gramos de azúcar a la crema de canela, pero creedme: tal y como está, queda un equilibrio perfecto entre el bizcocho y la crema. También le puse azúcar moreno al bizcocho, que lo deja muchísimo más jugoso que el “icing sugar” que usan en la receta original.

Esta vez, además de la receta, os traigo unos consejos infalibles para conseguir el “seminaked layer cake” perfecto. Pero antes, quiero aprovechar una ocasión tan especial para contaros una noticia que me hace mucha ilusión.

Como sabréis, hace año y medio Raquel y yo fundamos El Taller Sin Gluten. Gracias a eso, hemos podido acercarnos un poco más a muchos de vosotros con nuestros talleres de cocina sin gluten. Lo primero que quiero hacer es adelantaros que próximamente viajaremos a Zaragoza, Barcelona y Valencia y, como ya habréis visto, estaremos en la Feria MAD Gluten Free de la mano de Proceli haciendo talleres con los peques. Podéis inscribir a vuestros niños en este enlace. La cuestión es que desde hace aproximadamente un mes nos han admitido en el programa para jóvenes emprendedores Yuzz. Es un programa-concurso a nivel nacional y estoy muy orgullosa de que una propuesta sin gluten tenga cabida en él. Es una clara señal de que los celíacos ocupamos un lugar importante en el panorama actual y eso no puede ser más que una gran noticia!

En este programa he tenido la oportunidad de conocer y trabajar con grandes compañeros que también persiguen su sueño. Además, desde Yuzz nos han propuesto un reto para presentarnos como Yuzz Oviedo. Y aquí es donde os pido vuestro generoso, enorme y valioso apoyo: necesito que hagáis clic en la imagen de abajo que os llevará a un vídeo de Youtube. Por favor, dadle a “Me gusta” en el vídeo para que seamos los ganadores de este primer reto!

¿Nos ayudas? ¡Haz clic en la foto y dale a “Me gusta”!

yuzz-oviedo

Por cierto, esta foto tan guay es de Begoña, de RJB Design Studio.

Y dicho todo esto… vamos con los consejos y la receta, que sé que la estáis deseando! Sigue leyendo

Anuncios

Mascarpone sin lactosa

Hacía tiempo que tenía esta idea en mente. Patri, de Momentos Sin Gluten, además de celíaca es intolerante a la lactosa. Y yo me propuse conseguir que probara el delicioso tiramisú que se hace en mi familia. Por supuesto, para ella tenía que ser un tiramisú sin gluten y sin lactosa. Con un poco de investigación, llegué a esta receta de mascarpone casero de directo al paladar y pensé: si funciona con lactosa, tiene que funcionar también sin lactosa. Y, efectivamente, así fue.Crema mascarpone sin lactosa

Hace unas semanas, aprovechando que Patri estaba por Oviedo, puse la receta en práctica y he de decir que el resultado fue espectacular. Debéis saber que se trata de una receta muy sencilla y que lo único que requiere es paciencia y previsión, ya que ha de descansar como mínimo 24 horas en la nevera.

Como no estaba segura de si a Patri le gustaba mucho el café, hice uno con el bizcocho mojado con café y otro mojado con Nesquik Extra Choc, que es sin gluten y sin lactosa, y con leche sin lactosa, por supuesto. Además, le puse cacao puro en polvo Valor por encima, que también es sin lactosa.Tiramisú sin gluten y sin lactosa

Con todo, Patri pudo comer su primer tiramisú desde que es celíaca y, por lo que dijo, le encantó. ¡Va por ti, Patri!

Sigue leyendo

Harina de otro costal: Reina de Saba sin gluten

reina_de_saba_sin_gluten7Mi hermano Fede llevaba mucho tiempo diciéndome que la receta de la Reina de Saba tiene muy poca harina y que seguro que era facilísima adaptarla al mundo sin gluten. Es una tarta muy chocolatosa que queda húmeda y en la que mi hermano es un gran experto. Cuando me propuso hacerla para Singlutenismo como una colaboración no me lo pensé ni un segundo. Con ello surgió la idea de hacer una nueva sección de colaboraciones en el blog donde vosotros seréis los protagonistas. La nueva sección ha sido, además, bautizada por Fede como “Harina de otro costal“. Así que ya sabéis: si tenéis una receta especial que queráis compartir con los demás desde mi rinconcito, ¡os dejo un hueco! Sólo tenéis que enviarme la receta y las fotos y apareceréis aquí como colaboradores. Y por supuesto en todo momento se dirá que la receta y las fotos son vuestras. ¿Qué os parece? :)

Así que ya está: ¡con esta receta inauguramos oficialmente Harina de otro costal!

Por cierto: mi hermano escribe en asturiano, pero yo creo que se entiende todo bien. Si tenéis alguna duda, dejadla en los comentarios :)reina_de_saba_sin_gluten5

Receta y fotos de Federico Faccio. Sigue leyendo

Tiramisú sin gluten (y sin lactosa)

El tiramisú es, junto con la panna cotta, el postre por excelencia italiano. No es de extrañar, entonces, que esta receta deliciosa esté en mi familia desde hace tanto tiempo, ya que, debido a nuestro origen argentino, tenemos una gran influencia de la gastronomía y la cultura italiana. Esta receta es de mi abuela y queda absolutamente deliciosa: el bizcocho mojadito, la crema suave y esponjosa, el contraste del café, el chocolate y el mascarpone… No es por fardar de abuela, pero he de decir que está aún más rico que el tiramisú sin gluten que se puede comer en Pompi, il regno del tiramisù. Además, es una receta sencilla y rápida. Lo único que hay que hacer es prepararlo con un poco de antelación para que se refrigere correctamente y los sabores se asienten.

Con esta receta conseguimos un tiramisú grande de unos 32×24 cm. que da para 8-10 personas en función de nuestra glotonería. En las recomendaciones del bizcocho os hago unos comentarios importantes al respecto, ¡así que no las paséis por alto!Tiramisú Sin Gluten

Una cosa importante del tiramisú es diferenciarlo de la tarta de tiramisú. El tiramisú de verdad tiene una única plancha de bizcocho en la base y toda la parte superior es crema. La tarta de tiramisú tiene dos o más capas de bizcocho con crema entre ellas y una crema superior. Esta receta es la del primer caso, que es la que siempre se ha hecho en mi casa. Esto permite, además, que el bizcocho quede más mojado, ya que si ponemos una capa superior de bizcocho y la empapamos mucho, chorrearía sobre la crema intermedia y puede quedar mal. Mi recomendación es hacer la receta tal cual.

Por cierto, he pedido precios para producir esta bolsa y por 8-10€ puedes tenerla cómodamente en tu casa. Si te interesa, escríbeme a singlutenismo@gmail.com y te doy todos los detalles!Bolsa Singlutenismo

Vamos con la receta, que ya hace mucho tiempo que quiero ponerla y nunca encuentro el momento… Sigue leyendo

Roscón de reyes

El roscón de reyes es sin duda una de las masas más complejas que nos encontramos en el mundo sin gluten. Es un bollo muy sensible a “minucias” como los cambios de temperatura, las corrientes de aire, la manipulación, los líquidos, la humedad ambiental… Con esta mini introducción quiero transmitir una primera idea: no tiréis la toalla. Ya visteis lo guay que me fue el año pasado con mi propio roscón, y es que el laboratorio singlutenista no es moco de pavo.

Hace dos semanas, impartí el primer taller sin gluten en Tiffany & Cake y me estrené nada más y nada menos que con el roscón. Se ve que me van las emociones fuertes y esto no ha hecho más que empezar! La cuestión es que, para que todo el mundo aprovechara al máximo la sesión, hubo que hacer un gran trabajo previo de investigación para dar con mi receta perfecta. Y esta es la segunda idea que quiero transmitir: tras tantas pruebas de roscón, he comprobado que cada uno debe encontrar aquel con el que más comulgue.

Una de las pruebas que hice fue con harinas proteicas, esas que usamos tanto para que los panes sepan tan a pan. Y a mí, personalmente, no me terminó. Así como me encanta el sabor que queda en el pan dulce sin gluten que os presenté el otro día, para el roscón se me hace un sabor muy pesado e integral. Me gusta más el sabor a bollito que obtengo con este que os presento hoy y que expliqué con todo lujo de detalles a las maravillosas asistentes al taller del roscón.Roscón de reyes sin gluten

Antes de seguir, quisiera agradecer una vez más a todas las personas que comparten sus experimentos, en especial a Susana, TeresaMarisa y Salomé, y a mi compañera Raquel por trabajar codo con codo conmigo para encontrar las dos recetas que más le han gustado a El Taller Sin Gluten.

No dudéis que todos seguimos aprendiendo y que nuestras cocinas y despensas están en constante cambio. ¡Veremos con qué receta salimos para el año que viene! Por ahora, me quedo con esta. Además, la intención en todo momento al buscar esta receta fue encontrar algo que se pudiera hacer con los ingredientes que conseguimos fácilmente cerca de casa. Evité usar harinas más difíciles de conseguir para que mis alumnas no tuvieran problemas a la hora de preparar el roscón estas navidades.

Espero que os guste y que os animéis a hacerla. Mi consejo es que tengáis paciencia y mucho mimo con la masa. Os lo explico al final, en las recomendaciones, pero os recomiendo ya que os llenéis de amor e ilusión para que se los podáis transmitir a la masa.

Sigue leyendo