Bundt cake de mandarina sin gluten

bizcocho-mandarina-sin-gluten

Hacía mucho tiempo que tenía ganas de hacer un bundt cake sin gluten, así que acudí a mi nueva biblia de bizcochos: el libro Bizcochos de Webos Fritos. Se lo regalé a mi abuela a principios de año, pero como no teníamos molde de bundt, no había explorado aún este formato. Hace poco me compré de oferta un molde Nordic Ware en María Lunarillos y por fin lo he podido estrenar nada más y nada menos que con el bizcocho de mandarina adaptado a sin gluten. La receta del bizcocho de mandarina la tenéis también en la página de Su, con esas fotazas del Sr. Webos que les caracterizan. La adaptación al mundo sin gluten es muy sencilla: sólo hay que tener en cuenta algunos trucos como que la almendra molida aporta una gran jugosidad a todo bizcocho, así que viene muy bien poner una parte de ella en el total de la harina.

Aprovecho la ocasión para recordaros que este sábado tenemos talleres de roscón de reyes en Oviedo y Callosa de Segura (Alicante). Para inscribiros no tenéis más que escribirnos a info@eltallersingluten.com. Os dejo algunas fotos de los talleres que ya hemos hecho, hemos disfrutado un montón! :)

roscon-de-reyes-sin-gluten

roscon-de-reyes-sin-gluten

roscon-de-reyes-sin-gluten

roscon-de-reyes-sin-gluten

No me entretengo más, vamos a ver la receta del bizcocho, que es exquisita! Sigue leyendo

Anuncios

Palitos, picos, grisines, colines… sin gluten

palitos_picos_colines_grisines_sin_gluten2La verdad es que no hace mucho que en mi casa se introdujo la costumbre de comer palitos de pan sin gluten. Generalmente nunca hacíamos la receta en sí, sino que de sobras de otras masas terminábamos haciéndolos. Cada uno en su casa los llama de una forma diferente, aunque sí es verdad que los picos de pan son generalmente más cortos (de unos 4-5 cm. de largo) y los grisines son mucho más delgados y alargados (de hasta 20 cm. de largo). Esta receta vale tanto para unas cosas como para otras. La clave está en la forma que le demos y, por supuesto, en el horneado.

A mí me gusta que al morderlos recién hechos aún tengan el corazón un poco blando, pero sí que es verdad que en ese caso, se van humedeciendo con el paso de los días. Si os gustan crujientes, lo ideal es que los sequéis en el horno un poco más: con la temperatura más baja o, directamente, con el calor residual del horno apagado.

Con esta receta he estrenado mi Kenwood KMX51, y es que ¡es un lujazo pesarlo todo en el bol, ponerlo en la amasadora y despreocuparse! Después sólo hay que dividir la masa en tres para añadirles semillas y hierbas, meterlas en unas mangas pasteleras, e introducirlo en el molde. Si no tenéis el molde, no os preocupéis: se quedarán un poco menos perfectos, pero con la manga pastelera se les puede dar forma bastante bien.

Con esta receta salen 100 palitos de 10 cm. de largo. Os parecerán muchos así a priori, pero os aseguro que es empezar a comer y no parar. Sigue leyendo

Bizcocho maravilla

Cualquiera que le pregunte a mi hermano Fede cuál es el mejor bizcocho del mundo recibirá la misma y rotunda respuesta: el bizcocho maravilla. El origen de este manjar se encuentra en un recetario de la Olla Essen (que se consiguen incluso a día de hoy en Argentina) de hace muchos años. Prometo, cuando vuelva a casa, subir una foto del recetario, que no tiene desperdicio.

La verdad es que es una de esas recetas de probar para creer. Las fotos jamás le hacen justicia (más allá de mis limitadas posibilidades como fotógrafa). Así que tendrán que creerme cuando digo que es el mejor bizcocho del mundo: el más esponjoso, sabroso y ligero. Da la impresión de estar comiéndose una nube de vainilla.Bizcocho maravilla2

He de decir que probé esta receta con la mezcla de harina de arroz y maizena que podemos usar habitualmente en la repostería sin gluten y el resultado no es el mismo: no se obtiene la esponjosidad característica del bizcocho. Sí la conseguí con la harina Mix Dolci de Schär. Puede que con la mezcla de harinas casera hiciera falta agregarle gasificante o algo así, habrá que probar. Se me ocurre que incluso con algo de fécula de patata puede ir bien. Ah! Y es importante que el molde sea alto, que sube bastante.

Por cierto, con este bizcocho participo en el reto de Javi Recetas, que me da la sensación de que esto es lo que busca.

Por último, os recuerdo que hoy a las 23:00 (hora peninsular) termina el plazo para inscribirse al supermegasorteo que tenemos aquí. Así que no os quedéis fuera y cumplid con todas las bases, que después no quiero que llore nadie!!Sorteo Singlutenismo Sigue leyendo

Bizcocho-brownie al microondas

Esta es una de esas recetas que pasan de boca en boca hasta que llegan a la tuya y te hacen superfeliz. Es una receta de la madre de la compañera de piso de una amiga de mis amigas las gemelas. Sí, todo eso ha viajado la receta (¡que yo sepa!). Nunca sé si llamarlo bizcocho o brownie, porque puede ser una cosa u otra según la cantidad y el tipo de cacao que le pongamos, o incluso el tiempo de cocción que le dejemos. Eso sí: sea como sea, está espectacular.Bizcocho brownie

Esta es la otra receta que hice en el Show Cooking del DNC2014CV y, como comenté allí, no tiene mayor complicación ni requiere tener especial cuidado.Yo siempre lo hago en un molde de silicona redondo de 23 cm. de diámetro y me sale perfecto: ni se desborda, ni se pega, ni se queda crudo… Como no todos tendremos el mismo molde, aquí van algunas recomendaciones:

  • Tiene que ser apto para el microondas. En uno bueno de silicona yo creo que es más fácil de desmoldar, pero se puede hacer en uno de vidrio.
  • Si tiene un agujero en medio, mejor. Los bizcochos que se hacen en el microondas tienden a cocinarse menos por el centro. Si tenemos un molde de estos con forma de corona, e incluso si es con una forma bonita, será más probable que salga perfecto.

El tema del microondas es fundamental: tenemos que conocer a qué potencia cocina el nuestro. En el show cooking tuve que ajustar el tiempo de cocción porque tenía más potencia de la que yo suelo utilizar y no había forma de ponerlo a la mía, y aún así salió genial. Habitualmente la máxima potencia que tienen es de 800W, pero si tiene más o menos, no pasa nada: se ajusta el tiempo de forma inversamente proporcional y listo.Brownie listo

Vamos con la receta, que es muy sencilla. Por cierto, aquí está la receta del otro dulce que hice en Orihuela: el postre bombón. ¡Ah! Y recordad enviarme vuestras fotos si la hacéis, así las cuelgo en la nueva sección del blog Otros cocinan SinglutenismoSigue leyendo

Escones escoceses

Torres de esconesLos que me conocen, saben que no soporto que se utilice la palabra “americano” para referirse a “estadounidense”. No voy a entrar en el debate (aunque ganaría), pero la cuestión es que tengo una lucha personal respecto a este tema, y ya es hora de que mi blog trabaje para ello. Así que ya lo he dicho: se dice “estadounidense”, no “americano”. Punto.

Lo que les presento hoy lo conocerán todos ustedes como “tortitas” (que vaya y pase) o, peor aún, “tortitas americanas”. En fin, nuevamente, no voy a entrar en el debate, aunque la primera opción, puesto que cada día me vuelvo menos intransigente lingüísticamente hablando, se la voy a dar por válida. Esto se llama en mi casa “escones escoceses”, y la historia viene del libro de la olla Essen que lleva años circulando por mi casa. En ese libro de recetas, aparecen como “escones escoceses” eso que ustedes siempre han llamado “tortitas americanas”, así que así es como siempre se han conocido en mi casa. En realidad, para abreviar, nos permitimos el lujo de llamarlos “escones”, a secas, y ya está, aunque somos bien conscientes de que no tienen nada que ver con los scones.

En fin, lo peor viene ahora: saqué esta receta de un blog que, aunque muy admirado por mi parte, utiliza eso de “americano”. Pero bueno, yo sigo trabajando en la difusión de la palabra “estadounidense”, ¿verdad Famalap? La verdad sea dicha: la receta es genial tal cual está. Salen unos escones esponjosos, gorditos y deliciosos. Eso sí: con Mix Dolci de Schär. Los he probado con la mezcla de harina de arroz y Maizena y no me gustan absolutamente nada. Así que, dicho queda: nada de versionar. ¡Ah! Y, si aún así versionan y les sale así de fabuloso, les ruego que me lo cuenten.

Por cierto, perdón por la calidad de algunas fotos… No las hice con la intención de subirlas aquí. De todas formas, cuando los repita, actualizo la entrada :)

Sigue leyendo