Palitos, picos, grisines, colines… sin gluten

palitos_picos_colines_grisines_sin_gluten2La verdad es que no hace mucho que en mi casa se introdujo la costumbre de comer palitos de pan sin gluten. Generalmente nunca hacíamos la receta en sí, sino que de sobras de otras masas terminábamos haciéndolos. Cada uno en su casa los llama de una forma diferente, aunque sí es verdad que los picos de pan son generalmente más cortos (de unos 4-5 cm. de largo) y los grisines son mucho más delgados y alargados (de hasta 20 cm. de largo). Esta receta vale tanto para unas cosas como para otras. La clave está en la forma que le demos y, por supuesto, en el horneado.

A mí me gusta que al morderlos recién hechos aún tengan el corazón un poco blando, pero sí que es verdad que en ese caso, se van humedeciendo con el paso de los días. Si os gustan crujientes, lo ideal es que los sequéis en el horno un poco más: con la temperatura más baja o, directamente, con el calor residual del horno apagado.

Con esta receta he estrenado mi Kenwood KMX51, y es que ¡es un lujazo pesarlo todo en el bol, ponerlo en la amasadora y despreocuparse! Después sólo hay que dividir la masa en tres para añadirles semillas y hierbas, meterlas en unas mangas pasteleras, e introducirlo en el molde. Si no tenéis el molde, no os preocupéis: se quedarán un poco menos perfectos, pero con la manga pastelera se les puede dar forma bastante bien.

Con esta receta salen 100 palitos de 10 cm. de largo. Os parecerán muchos así a priori, pero os aseguro que es empezar a comer y no parar. Sigue leyendo

Anuncios

Mascarpone sin lactosa

Hacía tiempo que tenía esta idea en mente. Patri, de Momentos Sin Gluten, además de celíaca es intolerante a la lactosa. Y yo me propuse conseguir que probara el delicioso tiramisú que se hace en mi familia. Por supuesto, para ella tenía que ser un tiramisú sin gluten y sin lactosa. Con un poco de investigación, llegué a esta receta de mascarpone casero de directo al paladar y pensé: si funciona con lactosa, tiene que funcionar también sin lactosa. Y, efectivamente, así fue.Crema mascarpone sin lactosa

Hace unas semanas, aprovechando que Patri estaba por Oviedo, puse la receta en práctica y he de decir que el resultado fue espectacular. Debéis saber que se trata de una receta muy sencilla y que lo único que requiere es paciencia y previsión, ya que ha de descansar como mínimo 24 horas en la nevera.

Como no estaba segura de si a Patri le gustaba mucho el café, hice uno con el bizcocho mojado con café y otro mojado con Nesquik Extra Choc, que es sin gluten y sin lactosa, y con leche sin lactosa, por supuesto. Además, le puse cacao puro en polvo Valor por encima, que también es sin lactosa.Tiramisú sin gluten y sin lactosa

Con todo, Patri pudo comer su primer tiramisú desde que es celíaca y, por lo que dijo, le encantó. ¡Va por ti, Patri!

Sigue leyendo