Quinoa con verduras y salsa tamari

Seguramente ya habrán oído todos hablar de la quinoa y sus maravillosas propiedades. Es un pseudocereal rico en vitaminas C y E, vitaminas del complejo B, minerales, tiamina, rivoflamina, hierro, proteínas, magnesio… sigo? Se cultiva en su mayor parte en Perú y Bolivia y desde allí se distribuye a nivel mundial. No es de extrañar el precio que tiene, dado lo popular que se ha convertido este pseudocereal no sólo en las dietas sin gluten, sino en todos los ámbitos. Mis sentimientos respecto a la globalización de la quinoa son muy encontrados, pero no es el momento de hablar de ello.

Ya hace tiempo que la probé por primera vez, incluso la he usado en recetas, y me declaro una auténtica fan.Quinoa3

Voy a aprovechar para recopilar aquí una serie de los mejores recursos que tenemos por Internet sobre la quinoa, que creo que es muy importante.

Vamos, que tenemos surtido de quinoa para largo. Creo que vale la pena explorar todas sus posibilidades porque, sin duda, son muchísimas.

Yo, en esta ocasión, voy a aportar un plato que puede servir como principal o como acompañamiento y que, sin duda, está exquisito. Además, preparé la quinoa con la Rice & Grain Cooker de Lékué y quedó absolutamente perfecta. Se hace en el microondas en tan solo 11 minutos (para 2 personas) y en 3 minutos más de reposo está lista! De hecho, nada más terminar el tiempo de microondas pensé que le sobraría un poco de agua, pero con el reposo termina de absorber todo el agua y se queda suelta y en su punto… Una maravilla!!!

Por cierto! Aprovecho para recordar a todo el mundo que estamos de sorteo, y el premio incluye la Salad Shaker de Lékué! Hay más información haciendo clic en la imagen de abajo.

Sorteo Singlutenismo

Sigue leyendo

Anuncios

Tarta/Empanada de espinaca

Antes que nada, voy a hacer varias aclaraciones:

  • Lo que para los españoles es empanadilla, para los argentinos es empanada.
  • Lo que para los españoles es empanada, para los argentinos es tarta o pascualina (gracias, Fedito).
  • Y lo que para los españoles es tarta, para los argentinos es torta.

Bueno, al menos en mi casa. Y en mi blog.

Corte

Dicho esto, les cuento la historia de la tarta de espinaca. Como todos sabrán, los nenes no suelen ser muy fanáticos de la verdura. El caso de mis hermanos y el mío ya era extremo. Para nosotros comer la pizza con rodajas de tomate por encima era comer verdura (y sólo yo lo hacía de los tres). Aparte de eso, nos colaban verdura de tres formas: en ravioles, en canelones, y en tarta de espinaca. Y creo que sólo éramos conscientes de que la comíamos en el último caso. Como ya habrán imaginado, esta receta es de abuela. De la Yoli. Así que tomen nota.

Por cierto, verán en las fotos dos medias tartas de espinaca… Resulta que en los días en los que las hice estaba la Nena por aquí (la hermana de la Yolita), que, como recordarán, no puede tomar lácteos, así que una versión se hizo sin lácteos y otra con ellos. La de la derecha es sin lactosa y la de la izquierda con. Por supuesto, la original (y la que a mí más me gusta) es con lácteos, pero son libres de probar las dos! Además, aproveché que había comprado las nuevas masas refrigeradas de Adpan para probar la de empanada… Qué cosa más rica!!! En la de empanada vienen dos bases (para taparla, claro) estiradas y listas para usar. A mí me gusta estirarlas un poco más, para que queden más finas, pero eso va a gusto de cada uno! :) Sigue leyendo