Día mundial del pan. Yo, sin gluten

Dos años después de inaugurar Singlutenismo, vuelvo una vez más a celebrar el día mundial del pan. Este año también tenemos un logo (parece que vamos afinando poco a poco…), un evento en Facebook, una etiqueta en las redes sociales y muchos, muchos panes.Logo DMP

Lo organiza Kochtopf, como siempre, y los panes sin gluten no van a ser menos.

World Bread Day 2014 (submit your loaf on October 16, 2014)

Además, en esta ocasión me ha vuelto a ser complicado, pero no me he querido quedar fuera. Hice mi pan en la casa de mi hermano, con un horno que desconocía, sin balanza y estrenando la panera de Lékué (que me la llevé enrolladita de viaje). Con esto quiero decir que no hay nada que nos pueda detener para elaborar nuestros propios panes. Incluso me llevé las harinas: un paquete de harina panificable Proceli y uno de Brot Mix Dunkel de Schär. Y, la verdad, el resultado fue, para las circunstancias, bastante bueno. Creo que el horno no calentaba bien y llevó un montón de tiempo hacerlo (una hora y media!), pero bueno, aprovechamos que teníamos el horno encendido y el pan bien resguardadito para ir cocinando otra cosa al lado. Eso sí: está riquísimo. Con un sabor a integral que me encanta.yopansingluten3

Y dadas las circunstancias, no tuve muchas oportunidades de experimentar, así que me fui a lo seguro. Seguí la receta de Famalap (que, como todos sabrán, es una eminencia en el mundo del pan sin gluten y pionera en enseñarnos a todos a hacerlo), pero a ojo, así que la pondré tal cual la he hecho, por si alguien se encuentra en mis mismas circunstancias. Sigue leyendo

Anuncios

Quinoa con verduras y salsa tamari

Seguramente ya habrán oído todos hablar de la quinoa y sus maravillosas propiedades. Es un pseudocereal rico en vitaminas C y E, vitaminas del complejo B, minerales, tiamina, rivoflamina, hierro, proteínas, magnesio… sigo? Se cultiva en su mayor parte en Perú y Bolivia y desde allí se distribuye a nivel mundial. No es de extrañar el precio que tiene, dado lo popular que se ha convertido este pseudocereal no sólo en las dietas sin gluten, sino en todos los ámbitos. Mis sentimientos respecto a la globalización de la quinoa son muy encontrados, pero no es el momento de hablar de ello.

Ya hace tiempo que la probé por primera vez, incluso la he usado en recetas, y me declaro una auténtica fan.Quinoa3

Voy a aprovechar para recopilar aquí una serie de los mejores recursos que tenemos por Internet sobre la quinoa, que creo que es muy importante.

Vamos, que tenemos surtido de quinoa para largo. Creo que vale la pena explorar todas sus posibilidades porque, sin duda, son muchísimas.

Yo, en esta ocasión, voy a aportar un plato que puede servir como principal o como acompañamiento y que, sin duda, está exquisito. Además, preparé la quinoa con la Rice & Grain Cooker de Lékué y quedó absolutamente perfecta. Se hace en el microondas en tan solo 11 minutos (para 2 personas) y en 3 minutos más de reposo está lista! De hecho, nada más terminar el tiempo de microondas pensé que le sobraría un poco de agua, pero con el reposo termina de absorber todo el agua y se queda suelta y en su punto… Una maravilla!!!

Por cierto! Aprovecho para recordar a todo el mundo que estamos de sorteo, y el premio incluye la Salad Shaker de Lékué! Hay más información haciendo clic en la imagen de abajo.

Sorteo Singlutenismo

Sigue leyendo

Mayo celíaco

¡Ya estamos en mayo! Sí, ya sé, hace cinco días que no es novedad, pero varias circunstancias me han tenido ocupadísima. Pero ya estoy aquí para traer la (¿)novedad(?).

Como sabrán todos los de este ámbito, hoy es el día internacional del celíaco. Además, en España se celebra el día nacional del celíaco el 27 de mayo. Y como nos gusta poco esto de las fiestas y tener motivos para hacer cosas, nos hemos adjudicado el mes entero para nosotros. Estas ocasiones son perfectas para trabajar aún más por la normalización y la difusión del colectivo celíaco. Tenemos situaciones muy variopintas en función del país en el que nos encontramos, pero en la gran mayoría de ellos aún queda muchísimo trabajo por hacer. Desde luego no podemos ir exigiendo por el mundo que todo el mundo conozca la celiaquía y todos sus matices, pero eso de que al menos no suene a chino no sólo es de agradecer, sino que además es muy importante. Por ello, muy lejos de exigir, lo que tenemos que hacer es, con todas las buenas formas y toda la paciencia del mundo, contar allá donde vamos que somos celíacos, y qué supone (aunque sea a grandes rasgos). Algo así como difundir la palabra. Y, además, creo que lo más importante que podemos hacer es transmitir tranquilidad. Muchas veces cuando hablamos de nuestra situación, la gente nos contesta cosas como “vaya rollo”, “uf, no podrás comer nada” e incluso “jo, qué putada”. Y más aún si les estamos pidiendo que cocinen algo para nosotros, ya sean amigos, familiares o cocineros de un restaurante. Creo que tenemos que hacerles llegar la idea de que debemos tener muchos pequeños factores en cuenta, pero que se interiorizan y automatizan enseguida y que, además, en la mayoría de los casos, se solventan con una buena higiene a la hora de cocinar y con un listado de qué podemos comer con seguridad.

Como sabrán, una de las cosas que intento hacer desde mi blog, es fomentar esa difusión de la palabra a través de pequeñas pautas que nos pueden ayudar a nosotros al salir a comer fuera y a quienes nos invitan. Dicho esto, hoy vengo a presentar varias iniciativas que creo que pueden ayudar una vez más. Espero que les gusten. Sigue leyendo

Kringle Estonia sin gluten

Kringle estonia sin glutenCuando viví en México, tuve la oportunidad de probar unos rollitos de canela de Delicias para celíacos espectaculares. Yo soy de las que no le ponen canela al arroz con leche ni a las natillas, pero usarla con masas fue todo un descubrimiento. Además, desde que me gustan las uvas pasas (hace escasamente cinco o seis años), las he ido integrando en muchas de mis comidas, y en estos arrolladitos es todo un acierto. Meses después, vi que Cocina con poco (blog de referencia donde los haya, tanto en el mundo sin gluten como en el con gluten) había publicado la receta, y ahí me la guardé en mis marcadores (cosa que no suelo hacer) a la espera de una oportunidad. Por fin le llegó su momento el marzo pasado, cuando Lupe, de Cocina con cariño y sin gluten embarcó al grupo 500.000 recetas para celíacos en una quedada más, esta vez, para celebrar los 2000 y pico miembros. En su día participé, y pueden ver mi Kringle en el supervídeo que hizo Lupe, pero no he podido subir la entrada hasta ahora. La receta es exactamente la de Cocina con poco, que da lugar a una masa deliciosa y muy fácil de trabajar. La única variante es que en lugar de levadura seca yo usé la fresca. En cuanto al kringle, tiene una forma muy vistosa, y el corte queda espectacular.

Por cierto, antes de pasar a la receta, me gustaría presentarles una nueva sección en mi blog, en la que intentaré dar unos consejos básicos para cocinar sin gluten, especialmente dirigidos a la manipulación. Espero sus comentarios, dudas y sugerencias en Cocinar sin gluten.

Sigue leyendo

Tarta de queso sin gluten (Gluten free New York Cheesecake)

No pensaba publicar esta receta tan pronto, ya que hace meses que tengo unas cuantas en lista de espera. Pero el éxito que ha tenido esta tarta es tan impresionante y tanta gente me ha preguntado cómo se hace, que he decidido adelantarla. No es la primera vez que la hago, de hecho, pero la vez anterior fue cuando estaba en Varsovia y me la terminé comiendo yo solita (qué gorda). Esta vez la hice para mi compañera de piso Anna, y resultó ser que la tarta de queso es una de sus favoritas.

Sin mermelada

La verdad es que hay un montón de recetas de tartas de queso. La Yolita hacía una cuando éramos chiquitos que yo no recuerdo haber probado nunca, seguramente porque yo decía que no me gustaba el queso, así que no me iba a gustar esa tarta. La cuestión es que desde que vi el capítulo de Friends en el que Chandler y Rachel no dejan de comer tartas de queso, he querido probar eso que Rachel describía como “una base mantecosa de migas de galleta integral con un riquísimo pero ligero relleno de crema de queso”. Hasta que vi la entrada de La receta de la felicidad y, claro, tuve que hacerla. Es, sin duda, como me imaginaba la de Friends. De hecho, las dos veces que la he hecho no le he puesto la mermelada por encima para que fuera exactamente igual a la de la serie.

Además de desglutenizar la receta (que no tiene mucha complicación, se trata de usar galletas sin gluten para la base), hice una variación más siguiendo consejos abueliles: montar las claras de huevo a punto de nieve. Se dice mucho que no hay que meterle mucho aire a la masa, porque se hincha y después se baja y se rompe justo en medio. Es cierto que a la mía le salieron dos grietas, pero creo que se debió más a la pérdida de líquidos al hornearla que a otra cosa, ya que no se hinchó en ningún momento. Además, si la Yolita dice que así sale mejor, es que sale mejor. No hay más que ver las fotos cercanas en las que se ven los agujeritos de la cremosidad del queso. Se me está haciendo la boca agua de sólo recordarla.Cremosidad

También tuve que ponerle más galletas, ya que mi único molde desmoldable es de 26 centímetros de diámetro, y la receta es para un molde de 20-24 centímetros. De no tenerlo en cuenta, habría salido una base de galleta mucho más fina, y a la hora de servirlo corre más peligro de romperse. Además, con una buena capa de galleta bien hecha, queda riquísima. Por cierto: que el molde sea desmoldable es importantísimo. Sino, después no se puede sacar la tarta.

Sigue leyendo