Tarta de calabaza, zanahoria, coco y canela sin gluten y 10 trucos infalibles para la tarta perfecta

Cada año pienso en una tarta sin gluten de cumpleaños diferente. La verdad es que el listón va quedando cada vez más alto, ya que la blogosfera está llena de recetas de tartas impresionantes. Las adaptaciones para conseguir una receta sin gluten son muy sencillas en el caso de las tartas, así que no tengáis miedo cuando veáis tartas con gluten por ahí! :) La receta de hoy la encontré en Dixie Crystals, aunque le hice importantes adaptaciones y, además, estoy segura de que la foto no se corresponde con la tarta, ya que la crema original queda blanca y con canela eso es imposible! Esta tarta es una “semi naked layer cake“. Es decir: una tarta de capas mediodesnuda, que se le ven un poco los tobillos, como dice mi amiga Gara. Son unas tartas que dan la sensación de “sin terminar”, pero cuyo acabado rústico a mí me parece precioso. Además, viene genial para no poner tanta crema y que, de esta manera, quede más ligera.tarta-de-calabaza-zanahoria-canela-sin-gluten-singlutenismo-5

La mezcla de calabaza, zanahoria y canela llamó poderosamente mi atención. El coco me echaba un poco para atrás, pero me decidí y se lo eché, y la verdad es que fue un acierto! Apenas se nota, pero le da un toque exquisito. Además, no sólo adapté la receta al mundo sin gluten: cambié algún que otro ingrediente y, sobre todo, la hice menos dulce hasta que quedara en el punto perfecto para mí. Si no sois muy de dulce, podéis quitarle unos 20 gramos de azúcar a la crema de canela, pero creedme: tal y como está, queda un equilibrio perfecto entre el bizcocho y la crema. También le puse azúcar moreno al bizcocho, que lo deja muchísimo más jugoso que el “icing sugar” que usan en la receta original.

Esta vez, además de la receta, os traigo unos consejos infalibles para conseguir el “seminaked layer cake” perfecto. Pero antes, quiero aprovechar una ocasión tan especial para contaros una noticia que me hace mucha ilusión.

Como sabréis, hace año y medio Raquel y yo fundamos El Taller Sin Gluten. Gracias a eso, hemos podido acercarnos un poco más a muchos de vosotros con nuestros talleres de cocina sin gluten. Lo primero que quiero hacer es adelantaros que próximamente viajaremos a Zaragoza, Barcelona y Valencia y, como ya habréis visto, estaremos en la Feria MAD Gluten Free de la mano de Proceli haciendo talleres con los peques. Podéis inscribir a vuestros niños en este enlace. La cuestión es que desde hace aproximadamente un mes nos han admitido en el programa para jóvenes emprendedores Yuzz. Es un programa-concurso a nivel nacional y estoy muy orgullosa de que una propuesta sin gluten tenga cabida en él. Es una clara señal de que los celíacos ocupamos un lugar importante en el panorama actual y eso no puede ser más que una gran noticia!

En este programa he tenido la oportunidad de conocer y trabajar con grandes compañeros que también persiguen su sueño. Además, desde Yuzz nos han propuesto un reto para presentarnos como Yuzz Oviedo. Y aquí es donde os pido vuestro generoso, enorme y valioso apoyo: necesito que hagáis clic en la imagen de abajo que os llevará a un vídeo de Youtube. Por favor, dadle a “Me gusta” en el vídeo para que seamos los ganadores de este primer reto!

¿Nos ayudas? ¡Haz clic en la foto y dale a “Me gusta”!

yuzz-oviedo

Por cierto, esta foto tan guay es de Begoña, de RJB Design Studio.

Y dicho todo esto… vamos con los consejos y la receta, que sé que la estáis deseando! Sigue leyendo

Anuncios

Torta Mangrovia

TortaHacía tiempo que tenía ganas de hacer una torta. Mi vigésimo quinto cumple resultó aportar razones de peso suficientes como para ponerse manos a la obra y tuve el privilegio de poder compartirla, entre otras personas, con la Ministra de asuntos ingleses de Mangrovia herself. Como se suele decir, una cosa llevó a la otra, y esta torta terminó estando dedicada a un país en el que todas las abuelas son tu abuela y en el que los lunes todavía son domingos. ¿Será por eso que emite su programa de radio los lunes por la noche? He de confesar que a veces escucho a los mangrovianos en diferido, pero un programa que me ha gustado especialmente, con todo lo nostálgica que es una, fue el de las cosas olvidadas.

Vicky Bonet, su presidenta, fue profesora mía en mi segundo año de arquitectura, y creo que es la única gran profesora que he tenido en cuya asignatura he sido un auténtico desastre. Usted me perdone, presidenta, pero es que yo no sé estudiar, y retener datos, fechas y nombres… menos aún (a no ser que sean números de teléfono de hace más de 15 años). El programa tiene la misma calidad, calidez y genialidad que sus clases, y la música desde luego le pone la guinda. Felicidades a todos los mangrovianos por este proyecto. Para quienes no conozcan este país, pueden conocer su historia en este enlace, y pueden descubrir nuevos aspectos todos los lunes de 22:00 a 23:00 en este otro enlace.

La torta Mangrovia… psicodélica, cuanto menos.

Sigue leyendo

Cupcakes de manzana sin gluten

Con lo golosa que soy yo, es muy raro que de las nueve entradas de recetas que llevo publicadas solo una sea de algo dulce y , encima, ni siquiera es un postre. La verdad es que no tengo muy claro cómo se comen los cupcakes: si de postre, de merienda, a media mañana, de desayuno… Seguramente deban comerse cuando se tengan ganas de algo muy dulce y no se esté a dieta. De todas formas, para quitarle un poco de sentido de culpabilidad a estos minipastelitos, creo que es buena idea no decantarse por algo muy chocolatoso e intentar usar algo de fruta. Entonces podremos decir eso de «estoy comiendo fruta», o incluso comer esta «fruta» de postre, y listo.

Con motivo de un concurso de Canal Cocina, decidí preparar estos cupcakes «supersanos» de manzana y canela, a partir de la receta de Salomé en su blog Salado y dulce sin gluten, con algunas variaciones y por supuesto con su consentimiento. La crema de mantequilla la aromaticé con canela, que queda muy bien con la manzana, y las florecitas son de fondant. La verdad es que a mí todo este tipo de recetas, que son hasta cierto punto más manualidades que comida, me encanta. Me parece muy divertido y el resultado es muy bonito y entrañable. Pero no, no me da pena comerme los cupcakes. Espero que les gusten, y a ver si hay suerte en el concurso.

Sigue leyendo