Día mundial del pan. Yo, sin gluten

Dos años después de inaugurar Singlutenismo, vuelvo una vez más a celebrar el día mundial del pan. Este año también tenemos un logo (parece que vamos afinando poco a poco…), un evento en Facebook, una etiqueta en las redes sociales y muchos, muchos panes.Logo DMP

Lo organiza Kochtopf, como siempre, y los panes sin gluten no van a ser menos.

World Bread Day 2014 (submit your loaf on October 16, 2014)

Además, en esta ocasión me ha vuelto a ser complicado, pero no me he querido quedar fuera. Hice mi pan en la casa de mi hermano, con un horno que desconocía, sin balanza y estrenando la panera de Lékué (que me la llevé enrolladita de viaje). Con esto quiero decir que no hay nada que nos pueda detener para elaborar nuestros propios panes. Incluso me llevé las harinas: un paquete de harina panificable Proceli y uno de Brot Mix Dunkel de Schär. Y, la verdad, el resultado fue, para las circunstancias, bastante bueno. Creo que el horno no calentaba bien y llevó un montón de tiempo hacerlo (una hora y media!), pero bueno, aprovechamos que teníamos el horno encendido y el pan bien resguardadito para ir cocinando otra cosa al lado. Eso sí: está riquísimo. Con un sabor a integral que me encanta.yopansingluten3

Y dadas las circunstancias, no tuve muchas oportunidades de experimentar, así que me fui a lo seguro. Seguí la receta de Famalap (que, como todos sabrán, es una eminencia en el mundo del pan sin gluten y pionera en enseñarnos a todos a hacerlo), pero a ojo, así que la pondré tal cual la he hecho, por si alguien se encuentra en mis mismas circunstancias. Sigue leyendo

Anuncios

Escones escoceses

Torres de esconesLos que me conocen, saben que no soporto que se utilice la palabra “americano” para referirse a “estadounidense”. No voy a entrar en el debate (aunque ganaría), pero la cuestión es que tengo una lucha personal respecto a este tema, y ya es hora de que mi blog trabaje para ello. Así que ya lo he dicho: se dice “estadounidense”, no “americano”. Punto.

Lo que les presento hoy lo conocerán todos ustedes como “tortitas” (que vaya y pase) o, peor aún, “tortitas americanas”. En fin, nuevamente, no voy a entrar en el debate, aunque la primera opción, puesto que cada día me vuelvo menos intransigente lingüísticamente hablando, se la voy a dar por válida. Esto se llama en mi casa “escones escoceses”, y la historia viene del libro de la olla Essen que lleva años circulando por mi casa. En ese libro de recetas, aparecen como “escones escoceses” eso que ustedes siempre han llamado “tortitas americanas”, así que así es como siempre se han conocido en mi casa. En realidad, para abreviar, nos permitimos el lujo de llamarlos “escones”, a secas, y ya está, aunque somos bien conscientes de que no tienen nada que ver con los scones.

En fin, lo peor viene ahora: saqué esta receta de un blog que, aunque muy admirado por mi parte, utiliza eso de “americano”. Pero bueno, yo sigo trabajando en la difusión de la palabra “estadounidense”, ¿verdad Famalap? La verdad sea dicha: la receta es genial tal cual está. Salen unos escones esponjosos, gorditos y deliciosos. Eso sí: con Mix Dolci de Schär. Los he probado con la mezcla de harina de arroz y Maizena y no me gustan absolutamente nada. Así que, dicho queda: nada de versionar. ¡Ah! Y, si aún así versionan y les sale así de fabuloso, les ruego que me lo cuenten.

Por cierto, perdón por la calidad de algunas fotos… No las hice con la intención de subirlas aquí. De todas formas, cuando los repita, actualizo la entrada :)

Sigue leyendo

Fartons sin gluten

Fartons 1No hay más que ver mis publicaciones para comprobar que suelo tardar bastante en subir recetas. Pero es que creo que tengo algún tipo de conexión extransensorial con ciertas personas de la blogosfera celíaca y he tenido que adelantar esta receta. Antes de ser celíaca me encantaba ir con Carlos a la horchatería Daniel, pedirnos una horchata bien fresquita (la mía líquida, la suya mixta) y mojar unos fartons recién hechos. Qué delicia. En el mundo con gluten, los fartons de Daniel son los mejores, sin duda. En los últimas semanas he ido algunas veces, y siempre he insistido en que tienen que traer productos sin gluten, y siempre me han dado largas. Hasta que hace unos diez días me cansé y decidí probar la receta de los fartons de Marisa y, como todo lo que ella publica, fueron un éxito absoluto. Yo los hice en su día con fécula de patata, en lugar de harina de arroz, siguiendo sus instrucciones. La masa quedó mucho más líquida y temí un poco por el resultado, pero finalmente crecieron y salieron muy esponjositos. Esta vez los he hecho con harina de arroz, y la masa en crudo queda más manejable, pero el resultado final es igual de rico.

Decía que he tenido que adelantar esta publicación porque Pikerita termina de publicar una receta de horchata y, claro, le faltan los fartons para acompañar. Yo, que vivo en la tierra de la chufa y la horchata, creo que tardaré bastante en probar su receta, sobre todo porque no tengo cómo triturar la chufa. Mientras tanto, la de Daniel me servirá (habrá que hacer el sacrificio…). La receta es prácticamente igual a la de Marisa, sólo que yo la hago en la panificadora, básicamente porque soy muy vaga y creo que hay que se le pueden dar muchísimos usos a la panificadora. Que trabaje, hay que amortizarla. Por otro lado, aún no lo he probado, pero creo que vale la pena hacer el doble de receta y congelarlos sin glasear, así ensuciamos una sola vez. Sigue leyendo