Valencia sin gluten

Parece mentira que haya vivido durante dos años como celíaca en Valencia y jamás le haya dedicado una entrada en mi blog. En la Comunidad Valenciana tenemos la suerte de contar con una asociación que se mueve mucho y muy bien, así que la oferta gastronómica a la hora de salir a cenar por ahí es espectacular, tanto en calidad como en variedad de comidas y precios. Desde aquí, quiero agradecer a todo el equipo de nutrición su gran labor a la hora de formar y controlar establecimientos. Y también me gustaría animar a todo el mundo a hablar con los dueños de los restaurantes que ponen toda la buena voluntad para ofrecernos algo sin gluten. Así es como empezó la historia del Mey Chen: es el primer restaurante chino apto para celíacos de la Comunidad Valenciana. En el restaurante, Isabel tenía en cuenta a los celíacos y les indicaba qué podían comer y qué no. Unos cuantos les comentamos que podrían ponerse en contacto con la asociación, para poder llevar a cabo la formación para que pudiéramos comer con seguridad, y de igual forma pusimos en contacto a Ramón (el que se encarga de estos temas en ACECOVA) con el restaurante para que les ofreciera sus servicios. Esta bonita historia tuvo un final feliz: un restaurante chino con carta específica para celíacos y con todo el personal al tanto en cada momento de si se está cocinando y sirviendo un plato para celíacos. En resumen: que cuando alguien vea posibilidad de menú o cerveza sin gluten en algún establecimiento, que avise a su asociación para que se pongan manos a la obra.

Entre el 5 y el 20 de marzo estuve en Valencia. Fui porque Carlos inauguraba su exposición en pleno centro de la ciudad, justo al lado de la Plaza de la Reina (que, si no la han visto, les recomiendo que se pasen por allí, ha quedado muy bonita), y aproveché para quedarme en Fallas. Con toda la vida en la calle que se hace en esas fechas, fue una oportunidad genial para repasar algunos de los lugares que ya conocía, y probar los nuevos que se incorporaron al listado de establecimientos aptos para celíacos al poco tiempo de irme de Valencia a finales del año pasado. Espero que esta información les sea de utilidad si visitan esta ciudad. Por cierto, pondré la ubicación en Google Maps de cada establecimiento para que sepan encontrarlos bien. Sigue leyendo

Anuncios

Pan de hamburguesa de Mari Valcarce Pol

A los que conocen el grupo de Facebook 500.000 recetas para celíacos el nombre de Mari Valcarce Pol les será más que conocido. Es la reina absoluta e indiscutible de las recetas con paso a paso. Cuando Mari cocina algo, se acuerda de todos nosotros, pobres ignorantes y perdidos en el mundo de las recetas sin gluten, y va sacando fotos a cada uno de los pasos que va llevando a cabo. Después, las sube todas a un álbum de fotos en el grupo, y explica en cada una de ellas qué está haciendo. Sinceramente, no sé dónde está el blog de esta chica. Ya lo he intentado y le he insistido, y me dijo que tenía algo entre manos, pero hasta ahora no he visto nada. No sé, se ve que le gusta hacerse de rogar :)

Esta es una de las pocas recetas de las que no ha hecho un paso a paso, pero sí que la ha compartido en el grupo en un documento. Si no me equivoco, ella la sacó del libro Cocina sin gluten para todos con Thermomix. Yo hacía tiempo que tenía ganas de comer una hamburguesota, con todo su queso, su lechuga y su tomate, y sin que fuera comprada ni temiera por mi colesterol excesivamente. El resultado es espectacular. No sólo está riquísimo de sabor, sino que además es muy blandito, y lo mejor de todo es que no hace falta calentarlo tras congelarlo para que vuelva a estar blandito. Unos días después de hacerlos, descongelé unos para hacerme unos bocadillos de milanesa (“filete de pollo empanado” para los españoles) y llevármelos de excursión. Y el pan aguantó blandito y tiernito toooodo el viaje hasta que me lo comí. Creo que es la primera vez que consigo esto en el mundo sin gluten. ¡Y yo que ya me había despedido para siempre de llevarme bocadillos de excursión! La receta de hoy, mi mini-homenaje para ella.

La receta original de Mari es para Thermomix. Aquí, mi adaptación con la panificadora, aunque se puede hacer perfectamente a mano, ya que la panificadora la usé sólo para mezclar (de pura vagancia, vamos).

Sigue leyendo