Pan de molde con dos harinas para el día mundial del pan 2015

Un año más, nos unimos al World Bread Day (Día mundial del pan) con una propuesta de pan sin gluten! Este año traigo esta receta de pan de molde sin gluten con tan solo dos harinas y, para hacerlo incluso más fácil, en panificadora. Para que nadie tenga excusas para no hacer pan!

World Bread Day 2015 (October 16)

Y, por supuesto, este año he vuelto a hacer una propuesta de cartel específico para los panes sin gluten, así que no dudéis en usarlo en vuestro blog y compartirlo en vuestras redes sociales!

world-bread-day-gluten-free

La intención de este año, como hemos comentado en las redes sociales, es rendirle homenaje a las harinas proteicas, esas que tan buenos sabores dan a nuestros panes y que tanto les aportan nutricionalmente. Yo he querido ir un poco más allá y he pensado en los preparados panificables que son ricos en harinas proteicas. El pan que hoy os traigo está hecho sólo con harina Proceli y el preparado integral de Doves Farm, que tiene harinas de arroz, tapioca, trigo sarraceno y algarroba.

Y, por cierto, hoy también celebro el tercer aniversario de Singlutenismo! Qué rápido se ha pasado!

Sigue leyendo

Anuncios

Roscón de reyes

El roscón de reyes es sin duda una de las masas más complejas que nos encontramos en el mundo sin gluten. Es un bollo muy sensible a “minucias” como los cambios de temperatura, las corrientes de aire, la manipulación, los líquidos, la humedad ambiental… Con esta mini introducción quiero transmitir una primera idea: no tiréis la toalla. Ya visteis lo guay que me fue el año pasado con mi propio roscón, y es que el laboratorio singlutenista no es moco de pavo.

Hace dos semanas, impartí el primer taller sin gluten en Tiffany & Cake y me estrené nada más y nada menos que con el roscón. Se ve que me van las emociones fuertes y esto no ha hecho más que empezar! La cuestión es que, para que todo el mundo aprovechara al máximo la sesión, hubo que hacer un gran trabajo previo de investigación para dar con mi receta perfecta. Y esta es la segunda idea que quiero transmitir: tras tantas pruebas de roscón, he comprobado que cada uno debe encontrar aquel con el que más comulgue.

Una de las pruebas que hice fue con harinas proteicas, esas que usamos tanto para que los panes sepan tan a pan. Y a mí, personalmente, no me terminó. Así como me encanta el sabor que queda en el pan dulce sin gluten que os presenté el otro día, para el roscón se me hace un sabor muy pesado e integral. Me gusta más el sabor a bollito que obtengo con este que os presento hoy y que expliqué con todo lujo de detalles a las maravillosas asistentes al taller del roscón.Roscón de reyes sin gluten

Antes de seguir, quisiera agradecer una vez más a todas las personas que comparten sus experimentos, en especial a Susana, TeresaMarisa y Salomé, y a mi compañera Raquel por trabajar codo con codo conmigo para encontrar las dos recetas que más le han gustado a El Taller Sin Gluten.

No dudéis que todos seguimos aprendiendo y que nuestras cocinas y despensas están en constante cambio. ¡Veremos con qué receta salimos para el año que viene! Por ahora, me quedo con esta. Además, la intención en todo momento al buscar esta receta fue encontrar algo que se pudiera hacer con los ingredientes que conseguimos fácilmente cerca de casa. Evité usar harinas más difíciles de conseguir para que mis alumnas no tuvieran problemas a la hora de preparar el roscón estas navidades.

Espero que os guste y que os animéis a hacerla. Mi consejo es que tengáis paciencia y mucho mimo con la masa. Os lo explico al final, en las recomendaciones, pero os recomiendo ya que os llenéis de amor e ilusión para que se los podáis transmitir a la masa.

Sigue leyendo

Pan dulce sin gluten en panificadora

A principios de diciembre, cuando ya empezaron a verse por las redes las primeras recetas de Navidad para que la gente fuera practicando y planificando sus comidas de estas fiestas, me acordé del stollen que hice el año pasado y caí en la cuenta de que me lo amasé entero a manita. Con aquel manjar aprendí muchas cosas sobre las masas sin gluten y fue cuando empecé a usar los reposos en nevera. En todo este año han pasado muchísimas cosas en Singlutenismo que no quiero dejar de recordar en la que probablemente sea mi última entrada de este año.

Chapatas sin gluten5Mi 2014 empezó asistiendo a la tertulia de harinas panificables que los chicos de Foody organizaron en el MediaLab de Madrid. En aquella jornada Lourdes, Marisa, Raquel y Teresa nos ilustraron con una gran cantidad de conocimientos sobre el gluten, las harinas panificables, las harinas naturales y las levaduras y, sobre todo, sobre su funcionamiento. Con la lección bien aprendida y con muchas ganas de laboratorio, me volví a casa después de un fin de semana lleno de risas y buena compañía.

Tras haberlas probado para Navidad, me enamoré perdidamente de las masas frescas de Adpan y publiqué mis impresiones en la clásica tarta de espinaca que se come en mi familia y la tarta de manzana que tanto le gusta a mi mami. Y poco después, a mediados de febrero, me quité una espinita que tenía clavada desde hace tiempo, y celebré mi cumple por todo lo alto con una genial y completa cena mexicana. Hacia finales de febrero me decidí a presentaros una gran tradición argentina: los ñoquis del 29. Y meses después, aún hay gente que me cuenta que la está cumpliendo. ¡¡Me encanta!!

Allá por marzo volví a Valencia (¡¡y es que no me iba a perder las fallas!!) y os conté todos los lugares maravillosos en los que se puede comer sin gluten y comprar en aquella ciudad. Abril se pasó entre pruebas y planificaciones para lo que sería un gran mayo celíaco, que algunos ya sabíamos lo que se estaba cociendo… En Orihuela participé en el Día Nacional del Celíaco (y en Valencia y Benicàssim) y os enseñé a hacer el postre bombón (otro clásico en mi familia) y un sencillo pero delicioso bizcocho-brownie al microondas. Y fue en Orihuela donde nació un proyecto que aún tardaría unos meses en ver la luz: El Taller Sin Gluten. Con esa idea en la cabeza, me di unos días de relajación en Roma que dieron lugar a una guía muy especial para todo aquel que quiera conocer aquella maravilla de ciudad.

El taller sin glutenY, desde entonces, qué os voy a contar… ¡¡Ni tiempo para respirar he tenido!! El Taller Sin Gluten se estrenó en la Feria Internaiconal de Muestras de Asturias y tuvo una gran repercusión mediática que aún hoy me tiene abrumadísima. El mejor pan que he hecho y comido en mi vida vio la luz en forma de chapatas y, por fin, pude ofrecer un sorteo a todos los seguidores de Singlutenismo para agradecer vuestra fidelidad y apoyo. También gané un concurso de recetas del Hotel Lusso Infantas lo cual me llevó a (¡glups!) grabar mi primera videorreceta. Dio tiempo a celebrar, una vez más, el día mundial del pan y el taller del roscón de reyes copó gran parte de mi noviembre y, por supuesto, todo mi diciembre.

En este resumen se quedan fuera muchísimas cosas que pasaron en Facebook, Twitter e Instagram, como los nuevos cereales de Nestlé, las II Jornadas de FACEJoven, el reportaje que me hicieron en Pasteles de Ensueño (¡¡gracias a todos vosotros!!), todas mis filosofías celíacas y alguna cosa más. Y, por supuesto, no puedo olvidarme de lo que ha crecido la comunidad de Singlutenismo. ¡¡Muchísimas gracias a todos vosotros!! Espero seguir aportándoos algo (aunque sea un poquito) desde aquí durante mucho tiempo más. Ya sabéis que sois lo que hace que todo este trabajo (¡porque es un trabajazo!) valga la pena con creces. Así que gracias por todo el cariño y el apoyo que me habéis brindado estos meses, por vuestras opiniones, consejos y enseñanzas, y por seguir ahí un año más.

Este año también he tenido la oportunidad de colaborar en varios medios tanto dentro como fuera del mundo sin gluten. A Directo al Paladar le gustó mi torre de crêpes, me entrevistaron en la Radio Canaria para el programa La Alpispa (a partir de la hora y media de programa), nos lo pasamos genial con Rodrigo de la Calle y Naranjas King en Madrid, empecé a colaborar con La Boutique Dels Cupcakes y un sinfín de actividades más. También hubo entrevistas, como la de Allergychef, la de La Nueva España y alguna otra que pronto verá la luz ;)ShowcookingETSG

Quiero terminar el año, como no podía ser de otra forma, con una receta muy especial. Como decía al principio, está inspirada en el stollen del año pasado, pero es el pan dulce argentino: una evolución del panettone italiano a su llegada a Argentina. Lo mejor: que está hecho en panificadora, queda delicioso y no hay que ensuciar casi nada. Ideal para dejar la panificadora trabajando y ocuparnos mientras tanto de otras cosas.

Sigue leyendo

Fartons sin gluten

Fartons 1No hay más que ver mis publicaciones para comprobar que suelo tardar bastante en subir recetas. Pero es que creo que tengo algún tipo de conexión extransensorial con ciertas personas de la blogosfera celíaca y he tenido que adelantar esta receta. Antes de ser celíaca me encantaba ir con Carlos a la horchatería Daniel, pedirnos una horchata bien fresquita (la mía líquida, la suya mixta) y mojar unos fartons recién hechos. Qué delicia. En el mundo con gluten, los fartons de Daniel son los mejores, sin duda. En los últimas semanas he ido algunas veces, y siempre he insistido en que tienen que traer productos sin gluten, y siempre me han dado largas. Hasta que hace unos diez días me cansé y decidí probar la receta de los fartons de Marisa y, como todo lo que ella publica, fueron un éxito absoluto. Yo los hice en su día con fécula de patata, en lugar de harina de arroz, siguiendo sus instrucciones. La masa quedó mucho más líquida y temí un poco por el resultado, pero finalmente crecieron y salieron muy esponjositos. Esta vez los he hecho con harina de arroz, y la masa en crudo queda más manejable, pero el resultado final es igual de rico.

Decía que he tenido que adelantar esta publicación porque Pikerita termina de publicar una receta de horchata y, claro, le faltan los fartons para acompañar. Yo, que vivo en la tierra de la chufa y la horchata, creo que tardaré bastante en probar su receta, sobre todo porque no tengo cómo triturar la chufa. Mientras tanto, la de Daniel me servirá (habrá que hacer el sacrificio…). La receta es prácticamente igual a la de Marisa, sólo que yo la hago en la panificadora, básicamente porque soy muy vaga y creo que hay que se le pueden dar muchísimos usos a la panificadora. Que trabaje, hay que amortizarla. Por otro lado, aún no lo he probado, pero creo que vale la pena hacer el doble de receta y congelarlos sin glasear, así ensuciamos una sola vez. Sigue leyendo

Kringle Estonia sin gluten

Kringle estonia sin glutenCuando viví en México, tuve la oportunidad de probar unos rollitos de canela de Delicias para celíacos espectaculares. Yo soy de las que no le ponen canela al arroz con leche ni a las natillas, pero usarla con masas fue todo un descubrimiento. Además, desde que me gustan las uvas pasas (hace escasamente cinco o seis años), las he ido integrando en muchas de mis comidas, y en estos arrolladitos es todo un acierto. Meses después, vi que Cocina con poco (blog de referencia donde los haya, tanto en el mundo sin gluten como en el con gluten) había publicado la receta, y ahí me la guardé en mis marcadores (cosa que no suelo hacer) a la espera de una oportunidad. Por fin le llegó su momento el marzo pasado, cuando Lupe, de Cocina con cariño y sin gluten embarcó al grupo 500.000 recetas para celíacos en una quedada más, esta vez, para celebrar los 2000 y pico miembros. En su día participé, y pueden ver mi Kringle en el supervídeo que hizo Lupe, pero no he podido subir la entrada hasta ahora. La receta es exactamente la de Cocina con poco, que da lugar a una masa deliciosa y muy fácil de trabajar. La única variante es que en lugar de levadura seca yo usé la fresca. En cuanto al kringle, tiene una forma muy vistosa, y el corte queda espectacular.

Por cierto, antes de pasar a la receta, me gustaría presentarles una nueva sección en mi blog, en la que intentaré dar unos consejos básicos para cocinar sin gluten, especialmente dirigidos a la manipulación. Espero sus comentarios, dudas y sugerencias en Cocinar sin gluten.

Sigue leyendo