Tarta mousse de mango sin gluten

Cada año, para el cumple de mi mami, me encargo yo de hacerle la tarta. Yo misma voy subiéndome el listón, y cada año es más difícil innovar y hacer algo que supere al año anterior. El año pasado le hice la que en mi casa se conoce como “torta de chocolinas” (que aún tengo pendiente de publicar) y el anterior comimos la deliciosa y preciosa tarta de capuchino. Este año me apetecía hacer algo más ligero y diferente a las habituales tartas de capas que se hacen en mi casa (exceptuando la tarta de queso, claro). Así que me decidí por una tarta mousse de mango.tarta-mousse-mango-sin-gluten-singlutenismo

En el mercado encontramos numerosos aromas en pasta, lo cual nos permite variar los sabores de las cremas y postres que hacemos. Esta misma tarta se puede hacer de frambuesa, limón, lima, naranja, fresa, chicle… Sólo tenemos que tener en cuenta que cada aroma está más o menos concentrado, así que puede que necesitemos variar la cantidad de aroma en pasta de la receta. En esta ocasión, yo he usado aroma en pasta de mango de Home Chef, que la tengo de cuando aún etiquetaban “sin gluten” sus productos aptos. A día de hoy han cambiado el etiquetado y, si bien se comprometen a etiquetar la presencia de alérgenos, yo no he visto este compromiso por escrito en ningún lado, así que cuando se me terminen los botes que tienen, cambiaré de marca. Es una auténtica pena, la verdad, ya que creo que son unas pastas de una gran calidad. Otras marcas, como Chef Delice, sí que mantienen una correcta política de etiquetado y, además, son sin un montón de alérgenos. Podéis encontrarlos en tiendas especializadas. Os recomiendo que uséis siempre los aromas en pasta, ya que los aromas líquidos suelen ser artificiales y esto se nota en el sabor final.

En cuanto a la base de la tarta, yo hice un bizcochuelo con 3 huevos en el mismo molde de la tarta final y tuve que cortarlo a la mitad porque quedaba muy alto. Si repitiera, haría una de estas dos opciones:

  • En el molde de 20 cm. de diámetro, haría un bizcochuelo de 2 huevos.
  • En una bandeja de horno, haría una plancha de 3 huevos y después cortaría el aro necesario para el molde de 20 cm.

¡Vamos con la receta, que es exquisita! Sigue leyendo

Anuncios

Tiramisú sin gluten (y sin lactosa)

El tiramisú es, junto con la panna cotta, el postre por excelencia italiano. No es de extrañar, entonces, que esta receta deliciosa esté en mi familia desde hace tanto tiempo, ya que, debido a nuestro origen argentino, tenemos una gran influencia de la gastronomía y la cultura italiana. Esta receta es de mi abuela y queda absolutamente deliciosa: el bizcocho mojadito, la crema suave y esponjosa, el contraste del café, el chocolate y el mascarpone… No es por fardar de abuela, pero he de decir que está aún más rico que el tiramisú sin gluten que se puede comer en Pompi, il regno del tiramisù. Además, es una receta sencilla y rápida. Lo único que hay que hacer es prepararlo con un poco de antelación para que se refrigere correctamente y los sabores se asienten.

Con esta receta conseguimos un tiramisú grande de unos 32×24 cm. que da para 8-10 personas en función de nuestra glotonería. En las recomendaciones del bizcocho os hago unos comentarios importantes al respecto, ¡así que no las paséis por alto!Tiramisú Sin Gluten

Una cosa importante del tiramisú es diferenciarlo de la tarta de tiramisú. El tiramisú de verdad tiene una única plancha de bizcocho en la base y toda la parte superior es crema. La tarta de tiramisú tiene dos o más capas de bizcocho con crema entre ellas y una crema superior. Esta receta es la del primer caso, que es la que siempre se ha hecho en mi casa. Esto permite, además, que el bizcocho quede más mojado, ya que si ponemos una capa superior de bizcocho y la empapamos mucho, chorrearía sobre la crema intermedia y puede quedar mal. Mi recomendación es hacer la receta tal cual.

Por cierto, he pedido precios para producir esta bolsa y por 8-10€ puedes tenerla cómodamente en tu casa. Si te interesa, escríbeme a singlutenismo@gmail.com y te doy todos los detalles!Bolsa Singlutenismo

Vamos con la receta, que ya hace mucho tiempo que quiero ponerla y nunca encuentro el momento… Sigue leyendo

Roscón de reyes

El roscón de reyes es sin duda una de las masas más complejas que nos encontramos en el mundo sin gluten. Es un bollo muy sensible a “minucias” como los cambios de temperatura, las corrientes de aire, la manipulación, los líquidos, la humedad ambiental… Con esta mini introducción quiero transmitir una primera idea: no tiréis la toalla. Ya visteis lo guay que me fue el año pasado con mi propio roscón, y es que el laboratorio singlutenista no es moco de pavo.

Hace dos semanas, impartí el primer taller sin gluten en Tiffany & Cake y me estrené nada más y nada menos que con el roscón. Se ve que me van las emociones fuertes y esto no ha hecho más que empezar! La cuestión es que, para que todo el mundo aprovechara al máximo la sesión, hubo que hacer un gran trabajo previo de investigación para dar con mi receta perfecta. Y esta es la segunda idea que quiero transmitir: tras tantas pruebas de roscón, he comprobado que cada uno debe encontrar aquel con el que más comulgue.

Una de las pruebas que hice fue con harinas proteicas, esas que usamos tanto para que los panes sepan tan a pan. Y a mí, personalmente, no me terminó. Así como me encanta el sabor que queda en el pan dulce sin gluten que os presenté el otro día, para el roscón se me hace un sabor muy pesado e integral. Me gusta más el sabor a bollito que obtengo con este que os presento hoy y que expliqué con todo lujo de detalles a las maravillosas asistentes al taller del roscón.Roscón de reyes sin gluten

Antes de seguir, quisiera agradecer una vez más a todas las personas que comparten sus experimentos, en especial a Susana, TeresaMarisa y Salomé, y a mi compañera Raquel por trabajar codo con codo conmigo para encontrar las dos recetas que más le han gustado a El Taller Sin Gluten.

No dudéis que todos seguimos aprendiendo y que nuestras cocinas y despensas están en constante cambio. ¡Veremos con qué receta salimos para el año que viene! Por ahora, me quedo con esta. Además, la intención en todo momento al buscar esta receta fue encontrar algo que se pudiera hacer con los ingredientes que conseguimos fácilmente cerca de casa. Evité usar harinas más difíciles de conseguir para que mis alumnas no tuvieran problemas a la hora de preparar el roscón estas navidades.

Espero que os guste y que os animéis a hacerla. Mi consejo es que tengáis paciencia y mucho mimo con la masa. Os lo explico al final, en las recomendaciones, pero os recomiendo ya que os llenéis de amor e ilusión para que se los podáis transmitir a la masa.

Sigue leyendo

Rollos de canela

No soy yo de actualizar día sí y día también, pero se me ocurrió poner unas fotos en el Facebook y la avalancha de peticiones de la receta ha sido espectacular. Y es que es verdad: ¿quién puede resistirse a esta foto?Bocado Lo bueno es que tengo la mitad de la receta redactada ya desde hace tiempo, porque es la masa que usé en el kringle, así que no les tengo que hacer esperar mucho. Lo único que cambié en esta ocasión fue el relleno y, claro, el acabado final. Esta vez hice la receta clásica con el relleno (un poco simplificado) del libro Objetivo: tarta perfecta que gané hace poco en un concurso de Azucarera. No me voy a enrollar mucho, que bastante escribí ayer! Sólo quisiera agradecer los 160 votos que lleva ya mi imagen para el concurso de la revista Pasteles de ensueño. Quien no me haya votado aún, puede acceder a la página haciendo clic en la imagen de abajo y después haciendo clic en “me gusta” en Facebook. Hace falta estar entre los tres primeros y aún voy por la quinta posición, a ver si lo conseguimos!! La idea es que haya un blog sin gluten entre los elegidos, para seguir trabajando por la difusión de nuestro mundo y hacer ver que no somos bichos raros! :)Tres fotos singlutenismo

¡¡¡Muchísimas gracias por tu voto!!!

Sigue leyendo

Cupcakes de galletas tipo Oreo sin gluten

Hace unos años que estoy poco chocolatera. Hasta que me fui de casa a estudiar a Valencia, solía comerme algo con chocolate a diario, además del nesquik de todas las mañanas. Daba igual el formato: galletas, cereales, chocolatinas, alfajores… Todo con gluten, claro. Y, por alguna razón, cuando me fui a estudiar, perdí la costumbre de comer algo rico (como lo llamamos en mi casa) de postre. Alguna vez me compré Oreos y sólo de lo que me molestaba que se me quedaran los dientes pegajoseados de galleta meganegra, apenas las comía. Hasta que llegó el mundo de los cupcakes a mi vida y empecé a ver por ahí cupcakes de Oreo, de Chips Ahoy, de Ferrero Rocher… Y, claro, sólo hace falta no poder comer algo para que te den ganas. Y sí, este tipo de galletas existen en el mundo sin gluten, pero son tan sumamente caras que no vale la pena, y mucho menos para triturarlas y hacerlas cupcakes. O eso pensaba yo hasta hace 10 minutos. Los 10 minutos que he tardado en comerme uno de estos cupcakes, para ser más exactos.

Antes que nada, tengo que agradecer la receta a Dulce Sentimiento, que es de donde saqué la que es, según ella, la mejor receta de cupcakes de oreo. Nada más ver los ingredientes, me llamó la atención la presencia del buttermilk. Recientemente hice el bizcocho de chocolate con buttermilk de Celiaquines y me encantó el resultado, así que estos cupcakes no podían ir por mal camino. La verdad es que no he probado otros de este estilo, pero me parece una receta para nada pesada, muy suave y esponjosa. Me ha conquistado, sin duda. Y, por supuesto, la he traído al mundo sin gluten de una forma sencillísima, que ya sabemos que para estas cosas no tiene mucha complicación.

Me animé por fin a hacer esto gracias a que encontré las galletas O’Choco de lovemore en Carrefour a 1€. Así sí que valen la pena, ¿verdad? Tomen nota para aprovechar las adquisiciones de la oferta de estos días… ¡O incluso para ir a comprar antes de que se termine!Cupcakes oreo sin gluten 2

Sigue leyendo