LA MASA rústica o integral

A estas alturas todo el mundo conocerá ya LA MASA de Celiaquines. Es una receta muy sencilla y rápida que da unos panecillos, chapatas o pizzas muy ricos, aunque para pizza, a mí me gusta más la mía, ya que la de Raquel me sabe mucho a pan y no queda manejable. Con motivo de otro plato que quería hacer (que os enseñaré en breve), necesitaba unas chapatas rápidas y sencillas rústicas. Ya sabéis que yo suelo hacer las chapatas con harinas naturales y con el genial proceso de Ibán Yarza, pero para la ocasión tenía más prisa y no podía dedicarle el tiempo necesario a mi receta de chapatas que es tan especial. Así que me incliné por el método Celiaquines y el resultado fueron unas chapatitas blanditas y muy sabrosas. ¿El truco? La harina Brot Mix Dunkel de Schär.chapata-rustica-integral-sin-gluten-singlutenismo

Como podéis ver en las fotos, sale una miga muy bien alveolada. Además, es una harina que tiene un alto valor nutricional por su composición: almidón de maíz, harina de semillas de lino, harina de trigo sarraceno, salvado de guisante, salvado de arroz, fibra de manzana… Vamos, todo lo que os comenté cuando aún no se comercializaba en España y me la traje de Italia.

Respecto a las chapatas, ya sabéis que la corteza puede quedar todo lo crujiente que queráis. Si al apagar el horno dejáis el pan dentro, se irá formando una corteza cada vez más gorda, así que no tenéis más que ir probando hasta que deis con la corteza que más os guste. Además, pondremos una elevada cantidad de levadura para acelerar el proceso pero, como siempre, podemos ponerle 1/4 parte de levadura si lo dejamos leudar con tiempo e, incluso, en la nevera. ¡Vamos con la receta! Sigue leyendo

Anuncios

Día mundial del pan. Yo, sin gluten

Dos años después de inaugurar Singlutenismo, vuelvo una vez más a celebrar el día mundial del pan. Este año también tenemos un logo (parece que vamos afinando poco a poco…), un evento en Facebook, una etiqueta en las redes sociales y muchos, muchos panes.Logo DMP

Lo organiza Kochtopf, como siempre, y los panes sin gluten no van a ser menos.

World Bread Day 2014 (submit your loaf on October 16, 2014)

Además, en esta ocasión me ha vuelto a ser complicado, pero no me he querido quedar fuera. Hice mi pan en la casa de mi hermano, con un horno que desconocía, sin balanza y estrenando la panera de Lékué (que me la llevé enrolladita de viaje). Con esto quiero decir que no hay nada que nos pueda detener para elaborar nuestros propios panes. Incluso me llevé las harinas: un paquete de harina panificable Proceli y uno de Brot Mix Dunkel de Schär. Y, la verdad, el resultado fue, para las circunstancias, bastante bueno. Creo que el horno no calentaba bien y llevó un montón de tiempo hacerlo (una hora y media!), pero bueno, aprovechamos que teníamos el horno encendido y el pan bien resguardadito para ir cocinando otra cosa al lado. Eso sí: está riquísimo. Con un sabor a integral que me encanta.yopansingluten3

Y dadas las circunstancias, no tuve muchas oportunidades de experimentar, así que me fui a lo seguro. Seguí la receta de Famalap (que, como todos sabrán, es una eminencia en el mundo del pan sin gluten y pionera en enseñarnos a todos a hacerlo), pero a ojo, así que la pondré tal cual la he hecho, por si alguien se encuentra en mis mismas circunstancias. Sigue leyendo

Bizcocho maravilla

Cualquiera que le pregunte a mi hermano Fede cuál es el mejor bizcocho del mundo recibirá la misma y rotunda respuesta: el bizcocho maravilla. El origen de este manjar se encuentra en un recetario de la Olla Essen (que se consiguen incluso a día de hoy en Argentina) de hace muchos años. Prometo, cuando vuelva a casa, subir una foto del recetario, que no tiene desperdicio.

La verdad es que es una de esas recetas de probar para creer. Las fotos jamás le hacen justicia (más allá de mis limitadas posibilidades como fotógrafa). Así que tendrán que creerme cuando digo que es el mejor bizcocho del mundo: el más esponjoso, sabroso y ligero. Da la impresión de estar comiéndose una nube de vainilla.Bizcocho maravilla2

He de decir que probé esta receta con la mezcla de harina de arroz y maizena que podemos usar habitualmente en la repostería sin gluten y el resultado no es el mismo: no se obtiene la esponjosidad característica del bizcocho. Sí la conseguí con la harina Mix Dolci de Schär. Puede que con la mezcla de harinas casera hiciera falta agregarle gasificante o algo así, habrá que probar. Se me ocurre que incluso con algo de fécula de patata puede ir bien. Ah! Y es importante que el molde sea alto, que sube bastante.

Por cierto, con este bizcocho participo en el reto de Javi Recetas, que me da la sensación de que esto es lo que busca.

Por último, os recuerdo que hoy a las 23:00 (hora peninsular) termina el plazo para inscribirse al supermegasorteo que tenemos aquí. Así que no os quedéis fuera y cumplid con todas las bases, que después no quiero que llore nadie!!Sorteo Singlutenismo Sigue leyendo

Masa de pizza

Pizza3La verdad, no sé por qué no he subido esta receta antes al blog. Sé que mucha gente dirá que es mucho trabajo, sobre todo cuando ahora tenemos unas bases de pizza congeladas en el mercado que son bastante decentes. Y sí, la verdad es que esas bases nos sacan de más de un apuro. Pero en mi casa siempre se ha hecho pizza casera. Y cuando digo siempre, es siempre. Una vez a la semana cenábamos pizza, y creo que puedo contar con los dedos de una mano la cantidad de veces que encargamos una pizza a domicilio (si es que lo hicimos alguna vez…). La receta de mi abuela es la receta de la mejor pizza del mundo. Y no lo digo sólo yo. Cuando éramos chicos, mis hermanos y yo siempre celebrábamos nuestros cumples en casa, y mi querida Yolita preparaba todo el menú, que incluía pizza casera y unas espectaculares tartas. A día de hoy, cuando mis amigos de la infancia me felicitan el cumple, todos recuerdan las ricas pizzas y las preciosas tartas de mi abuela. Lo que más gracia me ha hecho siempre de esta receta es que la mano del amasador influye. Aquella pizza no salía igual si la hacía la Yolita, si la hacía mi hermano Fede o si la hacía yo. Todas estaban muy ricas, pero se distínguía la “pizza Yoli” de la “pizza Fede”.

Aquellas pizzas eran con gluten. Cuando me diagnosticaron celiaquía, a base de investigar, di con esta receta que, para mí, es igual a la receta familiar que yo recuerdo. Y me da la sensación de que también recibe influencia manil, porque a la Yoli no le sale igual que a mí. Pero, repito, están deliciosas ambas. Lo mejor es que se obtiene una masa lisa y manejable, cosa bastante poco común en nuestro mundo. Y el resultado es una pizza crujiente y esponjosa espectacular.

Hoy voy a presentar solamente la masa, y en unos días propondré varias posibilidades de cosas que ponerle encima.

Por cierto, he dicho que es una masa manejable. Hay que tener cuidado con esto: tendremos que ir añadiendo el líquido poco a poco hasta que se nos quede una masa manejable y blandita. Al final añadiremos el aceite y puede que pida un poquitito más de harina. Lo importante cuando añadamos harina es que no la añadamos a la masa, sino a nuestras manos. Así, nos enharinaremos un poco las manos y seguiremos amasando. Vamos a ver en detalle la receta. Sigue leyendo

Pan redondo rústico

A principios de mes estuve otra vez en Roma de viaje, esta vez con mi abuela. Ya tendré tiempo de comentar los nuevos lugares que descubrí en este viaje además de los lugares de los que ya hablé en su momento. Ahora mismo me gustaría aprovechar para hablar un par de cosas importantes que me traje: tres harinas y una pasta. Una de esas harinas es el preparado panificable para pan rústico de Schär. Hasta ahora se consigue (que yo sepa) en Alemania e Italia. Ya lo había visto hace un par de años cuando estuve en Heidelberg, pero no tuve la oportunidad de probarlo ni pude traerme un paquete. Así que esta vez en Italia dediqué un par de ratos a buscarla hasta que di con ella.Mix rústico Schär

Empecemos por ver las diferencias entre este preparado y el Mix Pan que usamos siempre. El segundo tiene  como ingredientes almidón de maíz, harina de arroz, proteínas de lupino, dextrosa, fibra de manzana, sal e hidroxipropil metil celulosa (como espesante). El preparado para pan rústico, tiene almidón de maíz, harina de semillas de lino, harina de trigo sarraceno, salvado de guisantes, salvado de arroz, fibra de manzana, sal, azúcar y, como espesante, harina de semillas de guar.

La diferencia inicial es más que evidente: el preparado de pan rústico tiene un valor proteico muy superior al mix de pan, así que la necesidad de enriquecer nuestros panes es inferior. Esto viene especialmente bien para aquellos que no consigan harinas proteicas con facilidad, o que quieran preparar pan fuera de casa (en una casa ajena o de vacaciones, ¡para no tener que cargar con todas las harinas!). Nada más vi esta composición, pensé que no iba a valer tanto la pena tener esta harina en la despensa, que podríamos seguir haciéndolo como siempre, con nuestro paquete de trigo sarraceno extra y punto. Sin embargo, al momento de probar el pan (y eso que la primera prueba no me salió tan esponjosa), cambié completamente de opinión. Tiene un sabor a pan integral y eso se agradece.Rebanadas de pan con mix rústico Schär

Otra cosa que llama la atención es que esta nueva harina necesita muchísimo más líquido que la otra. Tiene una hidratación superior al 100%, porque sino se queda más compacto (que fue el fallo que tuve en mi primera prueba).

Como receta, usé la que viene en el paquete, que me parece ideal para empezar a experimentar. Y la hice como pan redondo, con reposo en la nevera y horneada en bolsa de asar. ¡Un éxito!

Espero que llegue pronto para que todo el mundo pueda probarla, porque a mí me ha encantado. Sin duda, tengo muchas ganas de hacer muchas más pruebas con ella, ¡¡qué pena que el paquete que me traje se termine tan rápido!! Sigue leyendo